¿Cómo optimizar el sabor del Tomate Raf?

Que no se nos asuste nadie, porque no se trata de ser un estudioso ni un erudito en el consumo de tomate Raf, pero sí que hay ciertos detalles que es conveniente tener en cuenta por parte de los amantes de este producto y del sabor en general, para conseguir que ese placentero momento de llevarlo a la boca sea lo más satisfactorio posible. Dicho de otro modo: si somos unos sibaritas del tomate, si nos gusta lo mejor, habrá que aprovecharlo en toda su extensión.

¿Cuándo es el momento justo?

Son detalles sencillos, que nos ayudarán a optimizar ese momento del consumo y a convertirlo en un instante excelente. Por ejemplo, el tema de la conservación y las temperaturas. Lo idóneo es no meterle frío a este tomate, puesto que ello ayuda a conservar su sabor en las condiciones idóneas. Obviamente, si el tomate va a estar unos días en casa, hay que conservarlo en las mejores condiciones y, para ello, es fundamental enfriarlo. Eso sí, por tanto, si no lo vamos a consumir al instante o a los pocos días de que www.tomaterafentucasa.com nos lo haya traído a casa, también hay que procurar que esa refrigeración no supere nunca los ocho o diez grados. Por encima de ellos, el producto empezará a perder propiedades, incluyendo el sabor.

¿De qué color ha de estar en el momento del consumo?

Hay otro detalle que debemos tener en cuenta y sobre el que en ocasiones se produce cierta confusión. El tomate Raf es un tomate verde, no hay más que ver las imágenes que ilustran esta página web. Sin embargo, a la hora de comerlo, es conveniente esperar a que empiece a colorearse de rojo, porque sólo en ese momento es cuando la dulzura empieza a hacerse patente en su máxima expresión. Hay quien dice que tampoco es conveniente dejar que el tomate se haya enrojecido del todo, puesto que entonces también habrá perdido su punto ideal de sabor, esa mezcla de acidez y dulzura. Eso sí, esto último ya es una cuestión de gustos y, por tanto, como sobre gustos no hay nada escrito, lo idóneo probablemente sea que cada uno pruebe diferentes grados de maduración y, en función de la experiencia, elija el momento y color que prefiere para consumirlo.

¿Con qué lo acompañamos?

Como se ha expresado en este espacio en diversas ocasiones y como usted puede ir viendo en las páginas que Tomaterafentucasa.com tiene en las diferentes redes sociales (Facebook, Twitter), el tomate Raf admite mil y una formas de ser cocinado y preparado. Sin embargo, desde aquí vamos a recomendar encarecidamente una de ellas, acaso la más sencilla: bien cortado y acompañado únicamente con un chorrito de aceite de oliva virgen extra (que también se puede solicitar en esta web, a través de http://tomaterafentucasa.es/productos) y una pizca de sal. La combinación entre estos tres alimentos es sencillamente espectacular. A partir de ahí, complique usted todo lo que quiera sus recetas, puesto que, en todas ellas, el tomate Raf dará la talla.

¿Cómo cortarlo antes de llevarlo a la mesa?

Y a partir de aquí, todos los detalles son importantes y algunos de ellos incumben directamente al consumidor. Por ejemplo, el corte del tomate no es baladí. Una vez lavado y secado, es conveniente cortarlo con un cuchillo fino y afilado, que nos permita un corte limpio. Cada pieza debe ser cortada por la mitad y, a su vez, cada mitad en ocho trozos irreguladres, de manera que cada uno de ellos mantenga parte de la semilla.

Con estos consejos, y añadiendo el hecho clave de contar siempre con el mejor Raf, el de www.tomaterafentucasa.com, la experiencia será sencillamente insuperable.