RAF: el tomate más dulce del mundo

El tomate Raf es una variedad de tomate asurcado, que responde a las iniciales de ‘Resistente A Fusarium’ (RAF), caracterizado por su color verde que torna a rojo con el paso de los días, con frutos de calibre medio o grueso, forma aplastada, cuello verde marcado y unos 150 gramos de peso medio.

Ciertamente, el aspecto físico no constituye su gran atractivo pero, en cambio, bajo esa apariencia se esconde un profundo sabor con terminaciones dulces y ácidas, consecuencia de una especial combinación entre su semilla y las condiciones de cultivo como el agua, la tierra, la luz y la temperatura de las zonas de La Cañada y Níjar, en Almería.

Se trata de un fruto de vida corta, aunque sus características vitales le permiten aguantar perfectamente envíos de una semana.

Para que el resultado final de la producción respete esas especiales condiciones de sabor, el volumen por planta ha de ser reducido, un factor que hace al raf un producto aún más codiciado, puesto que para que respete su sabor característico, ha de darse una producción reducida.

 

Propiedades y beneficios

El tomate, en sí, es una hortaliza perteneciente a la familia de las Solanáceas, que necesitan climas templados para una adecuada evolución. Su fruto es especialmente rico en vitaminas A y C, en algunas variedades como el RAF, en mayor cantidad que un zumo de naranja, estando especialmente indicado para la prevención de enfermedades como el cáncer, debido sobre todo a su contenido en licopeno.

Se trata de una hortaliza altamente antioxidante, que defiende las paredes celulares de tejidos y piel y tiene propiedades adecuadas para tratamientos de adelgazamiento.

En su análisis nutricional, encontramos muy pocas calorías, derivadas en el 74% de los carbohidratos complejos que lo componen. Casi no tiene grasas y tiene un alto contenido acuoso que supera el 90%. Esta hortaliza posee un 74% de hidratos, un 18% de proteínas y un 8% de grasas. En cuanto a la composición de micronutrientes, destacan el potasio, magnesio, sodio, fósforo, esenciales en la dieta del deportista, ya que son los primeros en perderse con el sudor.

Además, tiene un buen aporte de fibra y dado su bajo valor calórico, es ideal para los planes de adelgazamiento. Por otro lado, su aporte en vitamina C y su riqueza en carotenos, hacen que el tomate se un excelente antioxidante que ha demostrado tener efectos protectores contra diferentes tipos de cáncer. Incluso, su poder antiinflamatorio reduce las probabilidades de sufrir arteriosclerosis y disminuye los niveles de colesterol, por lo tanto, también protege ante infartos y otras enfermedades cardiovasculares. Es un alimento muy consumido y que no debemos dejar de incorporarlo a la dieta, ya que tiene grandes propiedades, mucha agua, fibra y antioxidantes en pocas calorías por cada 100 gramos.